Juan Carlos Aragón premiado con el XXI Baluarte del Carnaval de la Fundación Cruzcampo

«Mi amigo Bon Dylan me ha pedido que actúe mañana con él en el Madison Square Garden y no he podido ir a recoger el Premio  de Cruzcampo, el Nobel del Carnaval. Si me lo dais el año que viene, voy seguro». Juan Carlos Aragón, genio, figura y, oficialmente, Baluarte del Carnaval. Por motivos personales, el comparsista chirigotero se quedaba en casa pero su presencia no se limitaba a los tres minutos del vídeo. Su mensaje se transmitía en forma de sus coplas, su auténtico legado, y su media sonrisa adivinaba la fuerza de su mirada resguardada tras la opacidad de sus gafas.

Aragón ya es honoris causa del folklore gaditano luce otra medalla en su pecho, si cabe más brillante. Y otra estatuillaen su vitrina de las que dejan huella, por su peso físico y emocional. La recogía el alma mater de sus creaciones, Javier Bohórquez, el pastor que mejor ha entendido al Creador.

Con risas y sin lágrimas, con la emoción que produce la carcajada, sin duda el sentimiento mas auténtico, se desarrollaba la entrega de este reconocimiento para el poeta beduino. Heredero en este caso de Antonio Martínez Ares, enemigo íntimo y con quien compartirá páginas doradas en la biblia del Carnaval.

Mirian Peralta y Enrique Miranda, la pareja carnavalera televisiva por excelencia, ejercían de maestros de ceremonias. Las imágenes castizas de nuestra fiesta por antonomasia, esa que «le quita el disfraz a la mentira para cantarte la verdad», elevaban la temperatura en un escenario algo frío para tal celebración, privado del ambiente del Gran Teatro Falla.

Ese silencio inicial sobrecogía aún más por el recuerdo a una despedida temprana. Mención especial a una carnavalera con mayúsculas, a Verónica Otero, fallecida hace pocos meses pero con solo 35 años dejaba una buena herencia en la lucha por su reivindicación de la figura de las ninfas. Su madre Maribel personificaba el homenaje.

Alberto Ramos Santana, presidente del jurado del premio Baluarte de Carnaval, glosaba la figura del distinguido, repasando su trayectoria desde su inicio en los coros hasta desembocar en su brillante creación comparsista y su carácter renovador de la chirigota. Desde ‘Estamos en Babia‘ hasta ‘La Gaditanissima‘ y ‘Er Chele Vara‘. Y lo que queda.

Juan Carlos Aragón hacía una excepción al no poder recoger el trofeo en persona. Pero se dirigía a los presentes en un vídeo excepcional que es un compendio de ingenio, guasa y doble sentido. Lo que le ha convertido en un auténtico genio. Sus motivos personales se remiten sin más a su imprevista gira con Dylan. Nada trágico. Calma. Comparte sentimentalmente este premio con todos aquellos que dieron cuerpo y alma su repertorio, pero no económicamente. Si tiene que invitar a todos a una Cruzcampo los 6.000 euros se le quedan cortos. Le cuesta el dinero.

Bohórquez servía de enlace, por siempre. «Dar las gracias a todos los que 40 agrupaciones después y tras 25 años han llevado el.repertorio de Juan Carlos Aragón por todos los rincones posibles». El acto lo cerraron el propio alcalde y María de los Ángeles Rodríguez de Trujillo, presidenta de la Fundación Cruzcampo .

Personalidades de todos los sectores de la sociedad gaditana llenaban el Palacio de Congresos en otra noche mágica. El alcalde de Cádiz José María González ‘Kichi‘, junto a varios concejales de su corporacion (como Eva Tubío, Martín Vila, María Roma o David Navarro), coincidían con representantes de los distintos partidos políticos. Fran González, Victoria Rodríguez, Pérez Dorao y Fernández Trujillo, amén de rostros conocidos de la sociedad civil como el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo. Pero la voz, el timbre, la garganta y el alma la ponía el Carnaval con sus caras más representativas. Selu, Sheriff, Antonio Rivas, Luis Ripoll o Kike Remolino se deleitaban con las representaciones de ‘Er Chele Vara’ y ‘La antologia del loco’.

También pudo verse en el Palacio de Congresos al periodista de Canal Sur Manolo Casal y a la Inma Macías, gerente de Onda Cádiz. También estuvieron presentes Miguel VillanuevaPedro Payán SotomayorMarco Zilbermann y José Joaquín León, miembros del jurado. No faltó a la cita Julio Cuesta Domínguez, presidente de honor de la Fundación Cruzcampo.

 

PRIMERA PARTE

SEGUNDA PARTE